Ciervo de los Pantanos

 

El ciervo de los pantanos es una especie en peligro crítico de extinción, declarado monumento natural de la provincia de Buenos Aires para protegerlo (Ley provincial 12209).
En Sudamérica, se los encuentra en el centro, oeste y sur de Brasil; sudeste de Perú, este de Bolivia y Paraguay; en Uruguay ya se lo considera extinto.
En nuestro país actualmente se los puede encontrar en la zona Delta bonaerense (Zárate-Campana-Delta en Formación) como así también en las provincias de Entre Ríos y Corrientes.
El ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), ciervo de las marismas, ciervo del Delta o ciervo isleño, es también llamado guasúpukú o guazú pucú (ciervo grande) en idioma guaraní; ch'iwase, iwase o wase en lenguawichí; epelve en mocoví; calimgoenqom (toba).
Es el ciervo más grande de Sudamérica y uno de los más grandes mamíferos terrestres de la provincia de Buenos Aires. Los adultos llegan a pesar unos 150 kilogramos. Pueden alcanzar unos 2 metros desde la cabeza a la cola y una altura de hasta 1,30 metros a nivel de la cruz. Tienen pelaje pardo rojizo y negro en las patas. Los machos desarrollan grandes astas.
Generalmente solitario, se lo puede ver en pequeños grupos. Se mueve por pantanos, esteros y montes con facilidad, y son excelentes nadadores. A lo largo del día permanece  oculto en “dormideros” o “camas” entre los pastos, aunque en lugares con baja presión de caza puede vérselo también en horas diurnas ya que  salir al atardecer en busca de comida. Herbívoro, se alimenta de pastos de ambientes acuáticos o ramoneando. El yaguareté y el puma son algunos de sus predadores naturales. La gestación de las hembras dura unos nueve meses y tienen una cría por parto.
La destrucción de su hábitat tradicional y la caza son las principales amenazas que enfrentan sus poblaciones. En Argentina se encuentra restringido a localidades de las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Buenos Aires y posiblemente también Santa Fe, siendo las poblaciones de los Esteros del Iberá (Corrientes) y las del Delta del Paraná (Buenos Aires y Entre Ríos) las más importantes del país.
A nivel internacional se lo considera especie vulnerable, igual que a nivel nacional, aunque para algunas poblaciones se propuso la categoría de especie en peligro. En el año 1998 la Provincia de Buenos Aires lo declaró Monumento Natural por Ley Nº 12209.
En la actualidad a fin de conservar, proteger y estudiar el comportamiento de la especie, nuestra Provincia integra el Comité Científico Técnico del Monumento Natural Ciervo de los Pantanos, en el que participan organismos nacionales, municipios, organizaciones no gubernamentales y empresas privadas, coordinados por el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS).
 
Contacto
Oficina de Guardaparques:
Tel: (0221) 15 4815099