Iguana de Cobre

Uno de los endemismos estrictos (especie que habita únicamente un área muy pequeña) con el que contamos en las Sierras de la Ventana es la Iguana de Cobre (Pristidactylus casuhatiensis). El hecho de que la Iguana de Cobre haya evolucionado en estas montañas, aislada de otros cordones serranos, la hizo una especie totalmente única.
Este reptil, parecido a una robusta lagartija, mide unos 35cm de largo total, de los cuales la mitad pertenecen a su cola.
No está emparentada con las iguanas, las que habitan otras partes del mundo, pero sin embargo le han puesto este nombre probablemente debido al fuerte color verde como óxido de cobre que presenta el macho. La hembra es amarronada, de color discreto.
La Iguana de Cobre se encuentra principalmente a partir de los 700 mts de altura sobre el nivel de mar y se vuelve activa entre los meses de septiembre a marzo. Pero su actividad también depende del clima, ya que como otros animales ectotérmicos (serpientes por ejemplo.), regulan su temperatura corporal con las condiciones del ambiente y no toleran ni el calor ni el frío extremos.
Investigadores y guardaparques de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas han descubierto datos de su dieta que se desconocían, como así también de sus hábitos, comportamiento y reproducción.
Su conservación depende, entonces, del manejo de los ambientes del Pastizal Serrano del Sistema de Ventania. Al precisar de las cumbres de los cerros como hábitat, dispone sólo de una pequeña porción de la totalidad de este ambiente para sobrevivir como especie.
Si tenemos en cuenta la modificación de estos ambientes por parte del hombre, y los intentos de captura que sufre, nos damos cuenta de que estamos en presencia de una especie muy vulnerable a la desaparición.
En este contexto, y basándose en su preocupante estado de conservación, es reconocida como una especie En Peligro Crítico a nivel global por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), por estos motivos ha sido declarada Monumento Natural Provincial (Ley 14.959), lo que implica que se deben tomar los máximos recaudos de preservación.
Las dos Áreas Naturales Protegidas de la región: el Parque Provincial Ernesto Tornquist y la Reserva Natural Sierras Grandes, son una oportunidad para conservar y disfrutar de especies únicas como la Iguana de Cobre, y otros valiosos habitantes de las Sierras de la Ventana.
 

Contacto

Tel: Sede Central (0221) 4453417 int 223

e-mail: anp@opds.gba.gov.ar